3 ciudades de Alemania que te van a enamorar

 

Si vas a Alemania vas a Berlín y ya vale… ¿y ya vale? Hoy vamos a hablar de 3 destinos en Alemania que quizás no sean tan conocidos pero que te van a enamorar hasta las trancas. Prepara el pañuelo porque vas a babear hasta el final del artículo.

1.Dresden

También llamada “La Venecia del Norte” por su arquitectura y por estar construida a orillas del río Elba, es la capital del estado de Sajonia y una de las más bonitas que he visto. Un paseo por el centro histórico de su ciudad merece muchísimo la pena, especialmente por la cantidad de edificios de estilo renacentista, clásico y del historiciosmo arquitectónico, que son preciosos y que se conservan muy bien.

Destacaría especialmente la Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche), a cuya torre se puede subir (¡y lo recomiendo encarecidamente!). También el edificio del Zwínger es impactante: es un palacio de estilo barroco, antigua fortaleza, por cuyos verdes patios se puede pasear. Además, se puede caminar por la parte superior de los edificios y descubrir las diversas y mágicas fuentes del lugar.

No os debéis perder tampoco la ópera, el Johanneus, la Theaterplatz o plaza del Teatro, el castillo de Dresde o el Grossgarten (jardines). Si podéis, yo también sugiero que deis un paseo por las orillas del río Elba y admiréis la ciudad desde los puentes. En la ciudad también se ofrecen tours en barco por el río.

 

2.Magdeburgo

Magdeburgo como ciudad desconocida quizás se lleve la palma. Sin embargo, es de esas ciudades que merecen muchísimo la pena. Se puede ver en un día de andada y sin embargo, da la sensación de que nunca dejas de encontrar cosas. Yo destacaría por encima de todo la Catedral, que es imponente por dentro y por fuera. También hay otras iglesias, como Johanniskirche o la desconocida Wallonenkirche (¡cuando fui no había absolutamente nadie!) son dignas de ver y de fotografiar.

Pero sobre todo, esta ciudad alberga curiosidades que no se pueden encontrar en ningún otro sitio. La escultura de oro de la Marktplatz, la Ciudadela Verde (un edificio increíble que en realidad es rosa y que recuerda a Gaudí), el Jahrtausendturm (Torre del Milenio, el edificio de madera más alto del mundo y que alberga una increíble exposición sobre ciencia en el interior), y el puente acuático (sí, un puente que lleva agua sobre un río) son hotspots que te impresionarán.

Por último, podrás relajarte paseando por sus kilómetros y kilómetros de jardines, disfrutando del río Elba en todo su esplendor y comiendo en el Biergarten junto a Marktplatz, donde tienen comida buenísima ¡y muy barata!

 

3.Erfurt

Situada en el corazón de Turingia, esta es una de las ciudades cuyo nombre no nos suena. ¿Erfurt?¿No querrás decir Frankfurt? En realidad, “furt” hace referencia a un lugar donde el agua del río no es muy profunda, por lo cual se puede cruzar, y por eso hay tantas ciudades alemanas que se llaman …furt.

En concreto, si vais a Alemania buscando los míticos castillos y pueblos medievales, os adelanto que aquí estáis en el sitio adecuado. Dejaos impresionar por la increíble capital y por las vistas que se ven después de subir todas las escaleras hasta ella. No olvidéis, ya que estáis ahí, pasear por la ciudadela y hacer una foto desde el mirador.

También el centro de la ciudad merece mucho la pena, sobre todo el Krämerbrücke, ¡una calle que es realmente un puente!, y llena de tiendas de cosas caseras, desde muñecas, hasta helados y chocolate, pasando por riquísimas especias. No olvidéis pasear tampoco por las callejuelas y de fijaros en el río.

¡Es tan poco profundo que verdaderamente hace honor a su nombre!

Desde Erfurt además se pueden iniciar diversas rutas que te llevan a lugares mágicos e inexplorados en esta región que parece sacada de cuento de hadas. Sin embargo, ¡de eso hablaremos otro día!

Si te ha gustado, no olvides compartir el artículo por las redes. ¡Nos vemos en Alemania! Si quieres saber más consejos sobre viajar a este increíble país, léelos aquí.


5.00 - 1 voto

Patrocinado