5 actividades imprescindible en tu visita a Eslovenia

Si estás pensando en descubrir algunas de las maravillas que Europa Central tiene reservadas para los turistas, especialmente respecto de su naturaleza, uno de los países por los que debes pasar sí o sí es Eslovenia, y que es muy destacable su increíble grado de preservación y aprovechamiento de las zonas no urbanas.

Aunque este territorio alberga muchísimos sitios que uno debería tomarse el tiempo de conocer, muchas veces viajamos con menos días de los que nos gustaría, y por eso queremos enseñarte cinco actividades, mayormente al aire libre, que te permitirán apreciar mejor de las sensaciones que trasmite Eslovenia, siendo muy recomendable disfrutar de esta experiencia de la mano de Ekorna, agencia reconocida en el sector.

Verás que hay excursiones para todos los gustos, algunas que requerirán de una mínima preparación física, otras que terminan degustando algunos de los manjares de la gastronomía local, y varias que pueden realizarse en cualquier época del año en la que llegues a tu destino esloveno.

Recorrer Bled en bici de montaña

Lago Bled

La localidad de Bled, y especialmente el lago que lleva su nombre, constituyen probablemente el paisaje más simbólico de Eslovenia para los viajeros.

Si te gusta la idea de recorrer los espacios agrestes de la ciudad, y más que nada los alrededores del lago, no hay mejor medio de transporte para hacerlo que una bicicleta de montaña.

Una vez en tu destino podrás alquilar una bicicleta de montaña KTM por un precio módico, de manera que disfrutes de moverte a través de los caminos que los propios turistas han abierto con el paso del tiempo y que las autoridades locales han balizado convenientemente.

Existe incluso la posibilidad de contratar un guía o una agencia especializada que te enseñe más sobre las bondades del lugar. Más allá de eso, recuerda usar siempre un casco, acompañarte de una botella de agua y conocer mínimamente la zona para no perderte.

Ésta es una de las excursiones Eslovenia disponibles todo el año, así que no la pierdas de vista.

Paseo por la nieve en raquetas

Quienes vayan a Eslovenia en invierno deben saber que eso limitará ciertas actividades, pero también le abrirá la puerta a otras que no pueden llevarse a cabo cuando la temperatura sube.

Nuevamente en la región de Bled, tenemos la oportunidad de disfrutar de una excursión por la nieve en la que se nos facilitan raquetas para trasladarnos de forma sencilla.

Podrás gozar de las panorámicas increíbles que recorrerás en la nieve, o dejarte asombrar por el silencio del lugar.

Además, existen diferentes trayectos, adecuados especialmente a la capacidad física de quienes participan en la salida, como a la cantidad de tiempo que tienen para dedicarle a este ejercicio.

Lago Bled y ciudad medieval de Radovljica

La última de las propuestas que involucran a Bled y su periferia es completamente diferente a las anteriores, ideal para adultos mayores o quienes estén imposibilitados de realizar esfuerzos físicos.

Consiste en dejarse maravillar por esta ciudad alpina y balnearia, y más que nada por el lago Bled. Podrás realizar un paseo alrededor del lago, conocer el castillo que se abre paso en la montaña o subirte a las pequeñas embarcaciones locales para dar una vuelta en ellas y obtener otros ángulos.

¿Y en qué se diferencia esta actividad? Pues bien, en el regreso a casa nos detenemos en la ciudad medieval de Radovljica, una de las mejor conservadas de esta parte de Europa.

En ella surgen atractivos irrepetibles como el taller de jengibre Lectar, una de las fábricas de artesanías más antiguas del país, aún funcionando para ofrecernos pastelería decorada de calidad. Pero, además de los productos, debes fijarte en su majestuosa nave, construida hace cientos de años.

Las golosinas de pan de miel son una buena alternativa para superar las eventuales jornadas fresca, como así también para llevar un regalo a los seres queridos que esperan en casa.

Radovljica es además un sitio ideal para disfrutar de un buen almuerzo clásico de la región alpina, cargado de calorías y de muchos de los productos que se obtiene en los suelos y aguas cercanas.

Nadie que se tome unos días de vacaciones debe dejar de conocer esta región, así que cualquiera de las opciones para acercarte a Bled y sus inmediaciones que hemos mencionado son recomendables.

Cueva de Postojna y Castillo de Predjama

Castillo de Predjama

Las cuevas son una de las grandes maravillas naturales de Eslovenia, sobre todo las de Postojna. Conocerás un mundo subterráneo en el que habitan las salamandras ciegas y tendrás oportunidad de acercarte a estos animales protegidos por las autoridades.

Al final de ese paso geológico, es el momento de ir hasta el castillo de Predjama, una visita no apta para quienes sufren vértigo, pues se encuentra encima de un acantilado y bajo un arco de piedra. Difícil resulta describir la belleza del edificio, de estilo renacentista, como las vistas de la Eslovenia más rural que brotan frente a nuestros ojos desde su posición.

Comer algo típico y probar un vino del valle de Vipava

Y si ya has realizado todas las actividades anteriores, o si eres un amante de la buena cocina y los vinos como acompañamiento, nada mejor que desplazarte hasta los pueblos del valle de Vipava.

Allí algunas de las familias que se encargan de todo el proceso de producción de vino artesanal en sus propias bodegas, te invitarán una cata de las más reconocidas variedades regionales.

Es además una ocasión única de conocer el interior de Eslovenia, tanto a nivel infraestructura como la manera en la que viven los ocupantes de estas pequeñas aldeas, muchas de las cuales se han adaptado al turismo internacional sin perder la esencia que las caracteriza.

De más está decir que en muchos pequeños establecimientos de la zona se sirven también comidas típicas para que la degustación de vino resulte aún más llevadera, un inmejorable alto en el camino.

¿Cuál de estas excursiones no quieres perderte?

 


5.00 - 2 votos

Patrocinado