5 Trucos básicos para comenzar a escribir sobre viajes en la Red.

Eres un viajero empedernido. Te gusta más un viaje que a un niño una bicicleta y además tu fiel acompañante siempre es una cámara de fotos en mano. Admiras los lugares nuevos a los que vas, a las nuevas personas a las que conoces y además te encanta infiltrarte en la cultura local. Por si fuera poco, tienes muchas historias curiosas e interesantes que contar y deseas comenzar a mostrarlas a tus amigos, familiares, y general a todo el mundo. Pero no sabes por donde empezar pues tienes tantas ideas en mente que no sabes como organizarlas. Así pues, aquí­ te dejo este pequeño listado con cinco trucos básicos para que puedas comenzar a plasmar todas esas aventuras que nos tienes que contar:

1. Organiza tus objetivos.

Foto de Casa Fora do Eixo Minas

Esto es como el armario de casa. Si lo tenemos todo bien organizado no se nos pierde nada. Pues aquí­ pasa algo muy parecido. ¿Cual es tu objetivo u objetivos principales? ¿Escribir a modo diario o a modo algo más profesional como un experimentado viajero-narrador? ¿Que te conozca todo el mundo? O no te importa a donde lleguen tus historias, tú sólo quieres contarlas y ya está. Tienes que tenerlo claro, es decir, ¿hasta donde quieres llegar? ¿Qué pretendes al escribir? Una vez tengas fijos tus objetivos te será más fácil seguir con el paso siguiente.

2. Escoge el formato y redes sociales adecuadas.

Foto de Owen W Brown

Hoy dí­a si quieres llegar más lejos y que la gente te conozca debes de estar presente en la Web 2.0. Esa web en la que no sólo entras para coger ideas, si no que además, entras para que te conozcan y conozcan tus historias. Debes de ser un usuario activo. En términos de marketing turístico has de ser un adprosumer (consumidor activo que además de investigar y de crear su propio producto, publica su experiencia en la red. Ad – Anuncio, Pro – Productor, Sumer – Consumidor). Por lo tanto, elige el formato que más se adapte a tus objetivos e intereses (blog, página web, etc.) y compártelo en las redes. Pero ¡ojo! No todas las redes sociales están diseñadas para los mismos fines. Así por ejemplo si comienzas a escribir en un blog con fines no lucrativos no te servirá mucho que lo compartas en redes sociales creadas para poner en contacto a profesionales y para la búsqueda de empleo como ocurre por ejemplo con LinkedIn. Lo ideal sería que crearas una página en Facebook (no perfil personal), un perfil en Twitter, Instagram está pegando fuerte últimamente, y también te podría encajar bastante bien Pinterest.

3. Hazte un calendario.

Foto de Dafne Cholet

Evidentemente si estás ocupado con el trabajo y demás no podrás dedicarle todo el tiempo que desees, por eso lo más idóneo sería que comenzaras a escribir de forma programada según dispongas de tiempo libre, es decir, por ejemplo, publica todos los lunes un nuevo post. No tiene que ser todos los días. No olvides que más no siempre es mejor.

4. Haz networking.

Foto de Anita Ritenour

Participa e interactúa en redes sociales, en blogs y con personas afines a tus gustos y preferencias. Teje una red, pero ¿cómo?, pues leyendo para tomar ideas de otros estilos, o de otras personas que se dedican a lo mismo que tú, siempre es bueno para aprender, y además, comentando y compartiendo otras historias, y creando feedback, es decir, retroalimentación preguntando por ejemplo “¿cuales de estos lugares o actividades que te propongo te gustan más?” Así podrás conocer los gustos de las personas que te leen, es decir, de tu público objetivo o target con lo cual podrás acercarte más a este. No te olvides de dar respuesta a todos los comentarios que te hagan, si son negativos sé siempre amable y utilizalos para mejorar, así tus lectores se sentirán más cercanos a ti.

5. Acata las normas básicas de escritura.

Foto de Raúl Hernández González

Estas normas son recomendables, no hay nada estipulado, pero para que te hagas una idea, algunas de ellas serían: utiliza frases cortas y un lenguaje sencillo, claro y conciso, cuida SIEMPRE la gramática y la ortografía, intenta que tus post no sean demasiado extensos por ejemplo más de 2000 palabras puede aburrir al lector pues necesita mucho tiempo, así que lo ideal son artículos a leer entre 5 y 10 minutos, sobre todo para cuando estás comenzando en este mundillo, escribe contenido de calidad con temas que aporten cosas interesantes y entretenidas, añade anécdotas, algo de humor, etc. Y ponle fotografías y/o vídeos, venden mucho, además, ¿tú no eras un viajero de cámara en mano?

Finalmente, sé paciente, los comienzos son difíciles para todos, nadie nace enseñado con lo cual, aprende del camino 😉

 

*Algunos ejemplos de blogs famosos para inspirarte son:

El rincón de Sele

A Salto de Mata 

Reportera Nómada

Blog de Viajes de Paco Nadal


4.25 - 4 votos

Patrocinado