Burdeos: qué hacer en esta bonita ciudad francesa sin arruinarse

Burdeos: qué hacer en esta bonita ciudad francesa sin arruinarse - Francia

Burdeos, o Bordeaux en francés, es una bella ciudad situada en el sudoeste de Francia. Es famosa en el mundo entero por su buen vino, pero también es una ciudad cara donde tomar una simple cerveza en un bar supone un gasto importante si se hace a menudo.
Si estás planeando visitar Burdeos pero no quieres gastar mucho dinero, aquí tienes algunos prácticos consejos:

Utiliza la bicicleta para desplazarte o simplemente camina

Burdeos es una ciudad en la que hay más bicicletas que coches. La ciudad no tiene muchas cuestas y, al disponer de calles espaciosas, hay muchos carriles para bicicletas. Gente de todas las edades pedalea y los coches están acostumbrados a los ciclistas. Además, es una gran idea para hacer turismo de una manera ecológica y sentirse como uno de los locales.
Si pedalear no es lo tuyo, siempre puedes limitarte al centro de la ciudad donde podrás pasearte y ver todos los rincones más importantes de la ciudad sin necesidad de otro medio.

Aprovecha los menús del día o apúntate a la baguette

Si tienes ganas de probar la comida francesa, el mejor momento es por semana. En Burdeos hay muchos pequeños restaurantes que tienen ofertas a partir del mediodía. Evita los restaurantes por la noche ya que suele costar el doble.
Muchos franceses comen un “panini” a mediodía, una media baguette a veces tostada y de muchas combinaciones. Puedes encontrarlos en todas las calles y sobre todo en las panaderías. Nada mejor para disfrutar del buen pan francés y de una solución económica.
Si te apetece algo dulce, no dudes en probar los croissants y los pain au chocolat de la ciudad, muchas veces puedes encontrar ofertas de 5 por tan sólo 1-2€.

Happy Hours y promos

Hay “horas felices” en casi todos los bares, no dudes en buscar por internet y en ir antes de las 8 de la tarde… tu bolsillo notará la diferencia. Además, ciertos restaurantes y fast-food tienen muchas promociones 2X1.

Museos gratis el primer domingo de cada mes

Si tienes la suerte de visitar la ciudad a principios de mes, ten en cuenta que en prácticamente toda Francia los museos son gratuitos el primer domingo de cada mes.

Las orillas del río

Por último, no te olvides de comprar una botella de vino de la región, normalmente se pueden encontrar de buena calidad por 3-5€. Puedes tomártela en las orillas de “la Garonne” mientras ves la puesta de sol y disfrutas del “miroir d’eau”, o espejo de agua en español.


5.00 - 1 voto

Patrocinado