Chile: desde la Patagonia hasta el lugar más árido del mundo

Chile: desde la Patagonia hasta el lugar más árido del mundo - Internacional

Vivo en Chile desde finales del 2013. Mi primera impresión: sus diferencias abismales. La gran extensión latitudinal lo hace muy especial. Por todos lados hay volcanes, islas, altiplano, clima subantártico, desiertos, bosques y, como no, la gran cordillera de Los Andes.

Vivo en Valparaíso, ciudad súper particular. A la «Joya del Pacífico» o la amas o la odias (sin término medio). En mi caso soy de las primeras. Aquí he conocido gente que ya nunca saldrá de mi corazón. Ciudad bohemia y artística, puedes caminar (o coger un ascensor) y recorrer sus más de 50 cerros, y siempre vas a descubrir un rincón diferente. ¡Está repleta de graffitis increíbles como el de la foto! Estos van cambiando. Hay que darse una vuelta de vez en cuando, antes de que la decoración de la ciudad vuelva a cambiar por completo.

Pasé la Navidad de 2015 en el Parque Nacional Torres del Paine, uno de los puntos más australes del continente americano. Fue una experiencia inolvidable, donde caminamos durante casi una semana para llegar al destino que veis en la foto. ¡El silencio sepulcral y los cóndores sobrevolando el cielo es una sensación que no olvidaré! La que está dentro de ese abrigo negro soy yo, ¡y me encanta esta foto! Destino que recomiendo 100%, puedes hacerlo con tu mochila, tienda de campaña y comida (como nosotros), o puedes albergarte en los refugios que hay al final de cada etapa. Creo que nuestra opción nos conectó más con esta naturaleza tan particular.

En 2017 cayeron algunos milímetros de lluvia en la región de Atacama, conocido como el lugar más árido del mundo. Decidimos coger el coche y recorrer los más de 800 km que separan Valparaíso de la ciudad de Caldera, donde alquilamos una pequeña casa. En esos días salíamos a recorrer el Desierto Florido, encontrándonos estampas como la de la foto. Este fenómeno, que se relaciona con el calentamiento de las corrientes marinas, no es muy usual. Cuando ocurre, cientos de flores endémicas aparecen de repente en un lugar donde la explosión de colores no es el paisaje habitual. Los lugareños sabían perfectamente identificar las especies y los usos medicinales que podían tener. La zona estaba repleta de visitantes admirando este increíble fenómeno. También biólogos apurando sus muestreos antes de que el fuerte sol apagara la nueva vida que había surgido.

Y… si te estás preguntando si Chile tiene selva, ¡sí! Aunque no es una selva tropical. En el centro-sur del país existe la llamada selva Valdiviana, bosques lluviosos siempre verdes, que a mí me parecen sacados del Cretácico. Posee árboles tan particulares como las araucarias (o pehuén), que los indígenas utilizaban para alimentarse y para elaborar sus extractos medicinales.

Un pequeño resumen de los contrastes de Chile. ¡Haré un post para contaros más de cada uno de ellos!


4.54 - 28 votos

Patrocinado