España y el oro: la búsqueda sin fin

España y el oro: la búsqueda sin fin - Internacional

El oro ha sido considerado a lo largo de la historia como un símbolo de riqueza y estatus, siendo la imagen de salones repletos de oro asociados a grandes tesoros. España tiene una estrecha relación con el oro, debido a que a partir del siglo XV se convirtió en la puerta de entrada de los cargamentos de oro provenientes del Nuevo Mundo, siendo llevado después a países como Holanda o Alemania, y esto se mantuvo así por 250 años. El país fue por mucho tiempo, el punto en donde convergía todo el oro del mundo, para ahora, en el siglo XXI, ver como disminuyen poco a poco sus reservas de oro. En la actualidad las reservas de oro son propiedad de cada país, siendo custodiadas por los bancos centrales de cada uno en cámaras especialmente acondicionadas con todas las medidas de seguridad y representan parte de las reservas económicas de un país.

El oro a nivel mundial

Para controlar todo lo relacionado con el oro a nivel mundial, desde el mercado hasta la industria, existe el Consejo Mundial del Oro (World Gold Council, WGC). El WGC se enfoca además en estimular y mantener la demanda en cada una de las fases del mercado del oro. En los países europeos las reservas de oro se encuentran distribuidas de la siguiente forma: Alemania, 3.370 toneladas; Italia, 2.450; Francia, 2.430; Suiza, 1.040; o Países Bajos, 612, entre otros. Según datos ofrecidos por WGC, para el 2.018 el sector de los bancos centrales poseen unas 33.800 toneladas en barras y lingotes de oro. Estas cantidades varían en cada país, según las necesidades particulares de cada uno y del papel que asuman en el mercado. En ese mismo año, se produjo un aumento del 42% en la demanda de oro a nivel internacional, en comparación con el año 2017. Este aumento es motivado por el temor de que se produzcan situaciones de crisis financieras a futuro.

Las reservas de oro en España

En el 2.018 España contaba con alrededor de 280 toneladas de oro, cantidad que no había sufrido modificaciones desde el 2.007, cuando era de 416,7 toneladas. En ese año se produjo una de las más grandes operaciones de venta del Banco de España, auspiciada por el gobierno de Rodríguez Zapatero, que redujeron las reservas de oro del país en un 32%. Pedro Solbes, Ministro de Economía y Hacienda, justificó en ese momento la decisión, estando entre sus argumentos que la reservas de oro ya no eran rentables para los estados. Luego, cuatro años después, la cantidad de oro vendida por el Estado español duplicó su valor.

Es normal que los países vendan de forma recurrente una parte de sus reservas de oro, según sean las políticas de cada Banco Central, pero por lo general lo hacen de una forma mucho más conservadora y no tan radicales como la que realizó en ese momento el Gobierno español. La venta de oro realizada por el gobierno de Rodríguez Zapatero en ese momento generó unos efectos positivos, peor a largo plazo son muchos menores de los que se hubieran producido en la actualidad, dada la evolución del precio del oro. A futuro la cotización del precio del oro se prevé que siga aumentando, debido al temor frente al valor del dólar. Eso ha provocado una demanda mundial de oro y ante este escenario, España debe mantener una posición más conservadora para evitar pérdidas económicas mayores.


0.00 - 0 votos

Patrocinado