La inteligencia artificial de un software común

La inteligencia artificial de un software común - Opinión

Cuando pensamos en las palabras «inteligencia artificial», nos vienen a la cabeza escenas épicas y grandilocuentes propias de una película de ciencia ficción al uso. Pensamos en robots sirviendo en casas de gente rica en Marte o en androides tan humanos que, incluso, son capaces de desarrollar conciencia propia. Pensamos, en definitiva, en lo que sigue siendo puramente ficción, pero nunca en lo que no lo es. La inteligencia artificial existe, pero en las cosas más aparentemente simples. Cosas que nosotros manejamos. Cortana, la asistente virtual de Windows 9, es una suerte de inteligencia artificial. Carece de conciencia, pero es una mente lógica capaz de interactuar con el usuario para resolverle dudas o explicarle conceptos de la interfaz.

Entre otros muchos ejemplos, la mayoría de los cuales, hoy en día los encontramos en internet. Un channel manager, por ejemplo, podría considerarse una suerte de inteligencia artificial rudimentaria. No todas las inteligencias tienen que ser concretas y humanoides, sino que pueden ser abstractas e informe. Un núcleo programado que gestione un software de apartamentos turísticos para facilitar a los clientes la búsqueda y reserva de hoteles y destinos vacacionales, entra sin ningún problema en la definición. En otras palabras, podemos considerar como IA, al menos hoy en día y considerando las investigaciones, toda forma de creación digital o informatizada capaz de resolver los problemas de cualquier persona humana. Al fin y al cabo, eso es lo que se le pide a una inteligencia común y corriente, que sepa razonar.

Quién sabe, tal vez, con el paso del tiempo, el motor de reservas de agencias del sector turístico evolucione. A lo mejor, los programadores por fin son capaces de implantar un modelo de inteligencia artificial similar a la mente humana. Tal vez, asistentes virtuales como Cortana, sean capaces de resolver cuestiones complejas, hacer chistes disponer de una personalidad que evolucione según el vínculo social establecido con cada tipología de persona. Podemos esperar eso, soñar con eso, no es imposible. Lo que sigue siendo y, esto es algo en lo que es necesario incidir y que también hay que subrayar, es ciencia ficción.


5.00 - 1 voto

Patrocinado