Las historias más aterradoras del Cementerio Central de Bogotá, Colombia

Las historias más aterradoras del Cementerio Central de Bogotá, Colombia - Internacional

¿Tienes planes de viajar a otro lugar y no sabes a dónde ir? ¿Quieres cambiar de rutina, o simplemente vivir nuevas experiencias? Vale, has dado clic en el artículo indicado, pues voy a darte un top con el cual sé que podrás divertirte y sobre todo, recibir un buen susto esta noche antes de irte a dormir.

Es cierto que muchos de los lugares más terroríficos del mundo se encuentran en países como España, Argentina, México y hasta en los Estados Unidos, pero déjame decirte que Colombia no es solo un lugar turístico donde hay playas con aguas cristalinas o simplemente municipios y departamentos con cultura que atraen a miles de turistas extranjeros. Si llegas a visitar a Colombia y quieres vivir una experiencia terrorífica que no podrás superar, te recomendaré cinco lugares más famosos en los que puedes escuchar una increíble historias de fantasmas que podrás después postear en tus redes sociales o contárselas a las personas más allegadas a ti.

1. Casa del Virrey Sámano, Bogotá.

Actualmente, este sitio es conocido por ser la sede del Museo de la capital de Bogotá, pero en su tiempo fue la casa del último virrey de la Nueva  Granada, Juan Sámano. Instalada en el momento histórico de la historia de Colombia, cuando Bolívar derrotó a los españoles en la batalla del Puente de Boyacá, el virrey decidió disfrazarse de indio y salió de madrugada esperando a que no fuese capturado por las tropas del ejército libertador, pues ante la mala toma de decisiones que hizo ante las represalias que él había tomado frente a los patriotas, era más que probable que este ejército lo lincharan o lo asesinaran.

El virrey Sámano entonces se trasladó a Cartagena, lugar de donde fue expulsado, y posteriormente llegó a Panamá. En esta ciudad impuso un régimen de terror con el que quería evitar que el Istmo se independizara, aunque por supuesto, no duró mucho.  Luego, tres años después de su llegada a Panamá, el virrey murió, dejando sin gobernante a lo que le quedaba de su Virreinato de la Nueva Granda. Muchas personas cuentan la historia de que su espíritu recorre su antigua mansión, y que en la madrugada es posible verlo rondar por sus pasillos, espantando a los borrachos que están frente al museo.

2. El Museo de la Inquisición, Cartagena

Cuando los españoles llegaron al nuevo mundo, justo a finales del siglo XV, la evangelización de los nativos fue una prioridad. Cartagena fue una de las primeras ciudades fundadas en el país, ella se convirtió en el epicentro religioso de la costa. Es por esta razón que la Heroica fue escogida como la sede principal de una de las instituciones religiosas más ortodoxas. La ciudad nació en respuesta a la reforma protestante, la Santa Inquisición fue temida por todos los hispanos del mundo, pues sus juicios eran severos y aterradores donde podían sentenciar castigos, tortura y muerte.

Para habitar en la Santa Inquisición en Cartagena, la administración española decidió construir el Palacio de la Inquisición. Este edificio estaba ubicado en el centro de la ciudad amurallada, frente a lo que actualmente conocemos como la Plaza de Bolívar. Tiene la arquitectura típica del barroco español, hecha con piedra y ladrillo, lo que hace que se vea imponente. Así mismo, sus ventanas, sus balcones y sus puertas de maderas que son originales, conservados desde la época colonial.

Con la leyenda negra de la Santa Inquisición que en Colombia no fue la cacería de brujas sino una serie de atroces crímenes cometidos en muchos de los casos a personas inocentes que vivieron las torturas, las ejecuciones, los interrogatorios y las prisiones aterradoras que hacen parte de la historia de este edificio histórico, se cuenta que entre sus grandes y extensos pasillos aún rondan las almas de aquellos que asesinados en su interior esperando encontrar el camino de la luz. ¿Te atreverías a recorrer cada uno de sus pasillos?

3. El Cementerio San Pedro, Medellín

El cementerio San Pedro, ubicado en la ciudad de Medellín, fue inaugurado en 1842, y cuenta muchas historias que pertenecen al pasado de la ciudad. La historia de Medellín se compone de enfrentamientos bipartidistas, el narcotráfico, las bandas criminales y los grupos paramilitares, y este cementerio ha sido el lugar de descanso de las almas de muchas de las víctimas de la violencia que siempre a existido en el país. Es por esta situación que habitantes de la ciudad pueden afirmar que el ambiente del cementerio se siente bastante tenso.

Además, es el hogar de descanso de las almas de muchos poetas, artistas, escritores e intelectuales más conocidos del país; Carlos Gardel, un cantante, compositor y actor de cine colombiano, murió en un accidente aéreo en Medellín y estuvo por un largo periodo enterrado en este lugar. Así mismo, el escritor Jorge Isaacs, el periodista Fidel Cano y los presidentes pedro Nel Ospina, Mariano Ospina Rodríguez, y el Prócer Francisco Antonio Zea descansan en los mausoleos del lugar.

No obstante, el cementerio no es solamente un lugar de descanso, es también un museo, declarado patrimonio cultural desde 1998. Es por ello que aquí se realizan actividades culturales como encuentros de poesía, música, narración oral y teatro, y, además, en las noches se realizan visitas con multitudes de personas guiadas por una personas encargada que conoce el lugar y la historia a la perfección, sobre todo en noches de octubre donde habrá recorridos especiales por las catacumbas y tumbas que componen este camposanto. Sin duda es uno de los lugares más escalofriantes de la ciudad.

4. El Hotel El Refugio del Salto, Soacha

Otro de los sitios más terroríficos de Colombia que no podía faltar en este top, y es quizás, uno de los más aterradores del país,  puesto que se trata del Hotel el Refugio, ubicado en el Salto del Tequendama, en Soacha. Se encuentra en lo más alto del Salto, con una increíble vista que deja ver desde la cascada de 127 metros de altura. Por su altura, fue el sitio preferido para quiénes tomaban la decisión fatal de suicidarse, el hotel fue testigo de incontables muertes y la niebla que surge por las noches frías hacen que este lugar sea bastante aterrador.

Se cuenta que los fenómenos paranormales que ocurren en el hotel son innumerables y variados. Según dicen, es completamente común escuchar gritos desgarradores, pisadas, cadenas arrastrarse. De igual manera, muchas personas afirman haber presenciado sombras espectrales recorriendo los pasillos del hotel, así como figuras humanas que se asoman por las ventanas, y que asustan a los viajeros que recorren la carretera que conecta a Bogotá con el sur del país.

Como parte del turismo, existen muchos tours que incluyen visitas a este sitio, en los cuales es posible entrar, recorrer sus grandes salones y ver las habitaciones. Además, con intención de querer recuperar el turismo en el lugar, se han organizado exposiciones artísticas, eventos sociales y culturales. Así qué, si deseas pasar un rato de terror en Colombia, este es el sitio ideal para hacerlo.

5. La Isla Gorgona, Cauca

Ubicada en el Océano Pacífico, siendo una de las dos islas colombianas ubicadas en este lugar (la otra es Malpelo). Esta isla estuvo habitada por diversas culturas indígenas que navegaron hasta allí desde el Nariño y Cauca. En el momento histórico de la conquista, Francisco de Pizarro, se refugió en esta isla de las tribus hostiles. Muchos de sus hombres murieron debido a la mordedura de las especies de serpientes que habitan en la isla, es por ello que el conquistador decidió llamarla Gorgona, inspirado en los monstruos griegos con cuerpo y rostro de mujer y cabellos de serpientes.

Durante mucho tiempo, la isla fue una prisión, a la cual eran enviados únicamente los prisioneros más peligrosos del país. Aunque para el año 1985 dejó de ser un centro de reclusión, hasta el momento las ruinas de la infraestructura de la cárcel aún se mantienen firmes, como si hubiesen sido hechizadas para permanecer intactas. Muchas reclusos enloquecieron en esta prisión y otros murieron en sus intentos de fugarse. Hubo muchos casos de abusos y se decían que las serpientes transitaban libremente por las celdas como si fuesen troncos de árboles.

La isla estuvo cerrada al público por un largo periodo, y, hoy en día hay concesiones para algunas empresas de turismo quiénes pueden llevarte hasta allí en un tour. Desde la isla de Gorgona es posible disfrutar del avistamiento de las ballenas jorobadas y realizar recorridos ecoturísticos. Se cuenta que las almas de los presos en pena aún vagan por su territorio, y las serpientes dan honor al nombre de la isla, pues siguen habitándola. Entonces, si disfrutas de la aventura, el terror y la adrenalina, ¡Este es el lugar perfecto para unas increíbles vacaciones para ti!


0.00 - 0 votos

Patrocinado