Mini crucero Copenhague-Oslo

Mini crucero Copenhague-Oslo - Opinión

El crucero de DFDS que se dirige a Oslo desde Copenhague es una de esas escapadas que podés hacer durante la Visa Working Holiday. En particular cuando la empresa lanza promociones y el pasaje es MUY barato -nosotros pagamos 123dkk por los dos. La cosa es así: Salís un día a las 16.30hs desde Copenhague, pasás toda la noche en el barco y aproximadamente a las 10am te encontrás en Oslo. Podés bajar y recorrer la ciudad hasta las 16.30hs que el barco regresa nuevamente a Copenhague a las 10am.

En detalles.
Día 1.
Te tenés que presentar en el puerto de DFDS (que queda aquí: https://goo.gl/maps/zZ22BHxF2qD2), un rato antes del horario de partida. Recomiendo llegar media hora antes para estar tranquilos. Cuando llegás al puerto, tenés que presentar el pasaporte y la resident card (la pink card) y te imprimen el boarding pass, que va a ser la llave de la habitación.

Una vez adentro del barco te fijás en el boarding pass el número de habitación y seguís los carteles para encontrarla (es un poco laberinto). La habitación que nosotros reservamos -la más barata, para dos- tenía dos camas simples y una cama extra rebatible, arriba de una de las camas. Tenía un teléfono (que podías programar con radio para escuchar música!), un escritorio y baño completo -también una toalla para cada uno y sábanas-. El teléfono también funciona como despertador automático y es por donde pasan los anuncios, así que no se asusten a la mañana.

El barco tiene algunos restaurantes, bares y hasta boliches. Los precios son caros, como un restaurante caro de Copenhague, por ejemplo un porrón de cerveza estaba 45dkk. Pero a no desesperar porque podés llevar tu propia comida, bebida y hay un freeshop adentro que vende bebidas a buenos precios! También hay un Espresso House, con los mismos precios que en tierra. En el piso donde están los bares hay unas mesas libres que se pueden usar. Nosotros fuimos en enero y no había mucha gente, así que no sé cómo será en verano en cuanto a disponibilidad de esas mesas…

También hay en otro de los pisos la “Bubble zone”, es una zona de piletas y jacuzzis -salía 50dkk el día. A la tarde estaba lleno de niños pero después había gente tomando cervezas. Al lado de las piletas, hay una zona infantil que tiene unas Play Station en las que se puede jugar algunos demos gratis!

Día 2.
Llegamos a Oslo! (Aquí está el puerto https://goo.gl/maps/zcKTjk8v9Um). Para salir del barco y entrar a la ciudad, hay que presentar otra vez el pasaporte y la pink card. Hay dos opciones para hacer: contratar un free tour (hay en español) o perderse y hacer el tour uno. Nosotros elegimos la segunda opción.

Como sabrán, Oslo es aun más cara que Copenhague y para la misión de ahorro de los que hacemos la Visa, se complica. Pero como toda ciudad, tiene supermercados para comprar fiambres, pan y no se pierdan algún salmón crudo, así como viene de la pescadería! Lo mejor.
Oslo es una ciudad pequeña por lo que esas 6hs para recorrerla están bien para tener un pantallazo de todo.

A las 16hs otra vez hay que estar subiendo al barco para emprender la vuelta.

Día 3
Alrededor de las 10am, llegamos a Copenhague.

RECOMENDACIONES
-si son de marearse, tomen un dramamine una media hora antes de subir, a la ida y a la vuelta.
-pueden llevar comida.
-lleven malla por si les gusta la zona de piletas.


4.80 - 5 votos

Patrocinado