PORTUGAL: Todo lo que quisiste saber y (casi) nunca te dijeron

PORTUGAL: Todo lo que quisiste saber y (casi) nunca te dijeron - Internacional

Portugal es un país fascinante que no tiene nada que envidiar a otros países europeos más visitados como Francia, Italia o España. Portugal bien merece una visita (o dos o tres). Pero como pasa con cualquier destino, es importante ir bien informado sobre el país, sus costumbres, los lugares a visitar… A continuación os contaré esa cosillas útiles de cada lugar que he visitado en Portugal (los principales pueblos y ciudades entre Lisboa y Oporto) y que no suelen comentar las guías de viaje:

-Lisboa: Visitad la Torre de Belém, bien tempranito, y comprad el ticket conjunto para la Torre y el Monasterio de los Jerónimos. Os ahorraréis horas y horas de colas… (y no exagero). Al ladito de los Jerónimos, no dejéis de probar los pastéis de nata en la tienda en que surgieron. El free tour de Sandemans a pie por la ciudad, como en otras ocasiones, más que recomendable (como me dijo un buen amigo: un tour muy didáctico, entretenido y productivo). En la librería más antigua del mundo, si compráis un libro, pedid que os pongan el sello que certifica que es la librería más vieja del mundo aún en funcionamiento.

-Sintra: Colas eternas, tened en cuenta que tardaréis el doble de lo previsto para todo. Si vais en coche, es una odisea aparcar. Y si finalmente aparcáis en las afueras, ¡recordad bien el sitio! O si no, pasaréis un mal rato al intentar iros y no encontrar el coche (y lo digo por propia experiencia…).

-Estoril: En plan turismo, el casino. Punto.

-Cascais: Imprescindible la escondida Boca do Inferno. Pequeña pero preciosa.

-Óbidos: Los mejores souvenirs de Portugal (y no muy caros) están en Óbidos.

-Tomar: Si viajáis a Portugal, os cansaréis de visitar enormes y preciosos monasterios y conventos varios, como el de Tomar o el de Alcobaça.

-Alcobaça: Se come increíblemente barato. Hace tiempo que no encontraba un sitio turístico tan sumamente barato. Para que os hagáis una idea, plato combinado completo (¡y rico!)+bebida+café o helado en 2017: 5,5 euros. Una ganga, ¿o no?

-Nazaré: Llevad el bañador y probad las chuches típicas del lugar.

-Sesimbra: Llevad también el bañador, y paciencia, porque aquí andaréis más apretados que en Nazaré.

-Cabo Espichel: El anochecer allí es impagable, pero cuidado con los baches del camino, o vuestro coche volará.

-Oporto: No dejéis de probar la francesinha, una bomba, pero qué rica, por Dios. Las preparan por todas partes, incluso en el puerto (en el que, si rebuscas un poco, puedes comer barato), a buen precio. Yo os recomiendo el restaurante Santa Francesinha, que por un par de euros más al precio habitual de las francesinhas, no hay color. Los taxis allí son relativamente baratos, aprovechadlo. Por supuesto, visitad las bodegas de Oporto (en Vila Nova de Gaia exactamente) y comprad un vino si os cuadra (no son tan caros), pero evitad las bodegas que están en el muelle, puesto que son las más turísticas y peores. El puente de metal durante el atardecer (por su parte de arriba especialmente) tiene unas vistas imperdibles.

-Guimarães: Comprad la entrada conjunta para el palacio y el castillo, excepto si sois estudiantes, que sale más económico comprar los tickets por separado. Si vais en coche y queréis subir en el funicular, sabed que hay un parking al lado del mismo. No aparquéis en el centro del pueblo o a las afueras, porque hay un buen trecho hasta el funi.

-Vila Real: Perdeos en los magníficos jardines del Palacio de Mateus (a las afueras). Impresionantes.

-Peso da Régua: Interesantes los cruceros de este pueblo, pero salen todos temprano y duran varias horas. Si os gusta el vino, veréis que las viñas de donde salen los famosos vinos de Oporto están en el camino de Peso da Régua a Pinhao. Algunas de esas fincas permiten a los turistas ayudar en la producción de los vinos por un día.

-Pinhao: Realmente genial el mirador, entre las 7 mejores vistas de Europa, dicen, pero literalmente en el culo del mundo. Cuando penséis que ya vais a llegar, seguid media hora más. Si lleváis coche de alquiler, quizás no sea buena idea.

-Coímbra: No compréis el ticket para la torre en la universidad si no os veis con fuerzas al principio del día (aunque las vistas son preciosas), por si acaso, porque perderéis el dinero. Al final del día no os vendrán las fuerzas de repente, sino todo lo contrario. Coímbra es preciosa, pero agotadora. Y con innumerables cuestas. Los museos de la universidad no suelen ser nombrados en las guías, pero son muy interesantes.

-Aveiro: Lo de que es la Venecia de Portugal es demasiado, porque las barquichuelas de Aveiro (llamarlas góndolas igual es demasié) van a motor, pero es un pueblo con encanto, muy orientado al turismo. Se puede comer allí medianamente barato. Aunque no tanto como en Alcobaça, claro. Hay minas de sal, yo no las visité, pero podría ser interesante. Por cierto, ojo a las escenas obscenas y picantes que están pintadas en las góndolas de Aveiro, algunas un poco machistas, pero la mayoría desternillantes.

-Braga: Iglesias bonitas. Gente amable. El palacio está un poco descuidado, pero tiene su aquel.

-Bom Jesus do Monte: Aunque no seas religioso, la famosa estampa que aparece en todas las guías, la imagen de las estatuas y la iglesia desde abajo, es espectacular. Las fuentes en Bom Jesus y sus adornos tienen su guasa.

Y hasta aquí todos mis consejillos sobre Portugal. ¡No es perdáis este increíble país!


5.00 - 4 votos

Patrocinado