Potsdam: la ciudad de los palacios

Potsdam: la ciudad de los palacios - Internacional

POTSDAM es una ciudad alemana que se encuentra a tan sólo 20 kilómetros de BERLÍN. La primera constancia que se tiene de esta ciudad data del siglo VII y gana mayor importancia, porque ha sido elegida como residencia por los emperadores germanos y los reyes prusianos. Asimismo, Guillermo I convirtió a Potsdam en su residencia de caza en el siglo XVII. Este hecho promovió este lugar convirtiéndolo en un lugar histórico y palaciego.

Desde entonces, no ha perdido su importancia. Durante el siglo XX ocurrieron aquí algunos hechos históricos:

  • En 1914, Guillermo I firmó la declaración de la guerra dando lugar así a la Primera Guerra Mundial. Este hecho se dio en el Palacio Nuevo en Potsdam.
  • En 1933, el entonces Presidente de Hindenburg le estrecha la mano a Adolf Hitler en la Iglesia de la Guarnición de Potsdam.
  • En 1945, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, a los tres grandes líderes del momento para debatir el futuro político. Estos eran Stalin, Churchill y Truman.

Atracciones históricos de Potsdam

Entre las atracciones se encuentran, en primer lugar, varios palacios. Así, por ejemplo, está el Palacio de Charlottenhof. Guillermo IV ordenó construirlo a principios del siglo XIX.

El Palacio Nuevo o Neues Palais. Es el palacio más grande de la ciudad y fue encargado por Federico el Grande al estilo renacentista. El emperador Guillermo II vivió aquí hasta 1918.

Como cada aristocrático tiene sus preferencias y caprichos, Federico Guillermo IV, quien fue apodado el romántico, mandó construir a mediados del siglo XIX al Palacio de la Orangerie. El palacio recibió su nombre gracias a las naranjas cultivadas en su jardín y aún hoy se cultivan.

El Palacio de Sansoucci construido en el año 1747 recuerda a Versalles. Esta construcción ofrece una visita se realiza con la ayuda de un audioguía que explica al visitante cada habitación individualmente.

Éstos son tan solo algunos de los palacios que acoge Potsdam. Pero, la ruta en pos de la aristocracia no es lo único que nos atrae de esta pequeña, pero hermosa, ciudad. Aparte de sus diversos palacios acoge a un barrio holandés que nada tiene que envidiarle al país vecino con sus casas rojizas donde una vez se alojaron y vivían los obreros. Paralelamente cuenta con un barrio ruso que traslada al visitante a otro país.

Además, POTSDAM cuenta con varios ríos, un famoso puente y muchas zonas verdes que invitan a placenteros paseos por sus calles. Los hoteles de esta ciudad invitan a unos días de vacaciones reales para disfrutar de la arquitectura, historia, gastronomía y naturaleza.

El puente “Glienicker Brücke” construida en 1907 es más conocida por su apodo “el puente de los espías”, porque se convirtió en el lugar de preferencia de los americanos y rusos, quienes intercambiaron aquí sus espías capturados. Este puente se muestra en la película que lleva el mismo nombre, el puente de los espías, que fue rodada por Steven Spielberg y fue interpretada por Tom Hanks. El film data del año 2015.

 


5.00 - 1 voto

Patrocinado