El puente marítimo más largo del mundo se convierte en un gran atractivo turístico para China

El puente marítimo más largo del mundo se convierte en un gran atractivo turístico para China - Internacional

En la actualidad las grandes obras de ingeniería moderna gozan de un atractivo turístico en si mismo, y por ello el recién inaugurado proyecto que conecta Hong Kong y la China continental es sin duda un nuevo destino que ya muchos quieren conocer.

La colosal obra mide 55 kilómetros, ha costado cerca de 20.000 millones de dólares y su construcción durante nueve años ha estado plagada de problemas, retrasos y tensiones políticas, todo ello enterrado ante las cifras que arroja. En él se han empleado 400.000 toneladas de acero, y entre otras curiosidades el tramo central lo compone un túnel de 6,7 kilómetros bajo el mar, conectado con el resto del trayecto a través de dos islas artificiales.

Pero el año 2016, según admitieron a comienzos de este año funcionarios de Hong Kong, las expectativas de tráfico para el gran paso son de 126.000 pasajeros y 29.100 vehículos diariamente. Aunque según China el macroproyecto aportará más de un billón de euros en beneficios económicos a la región, un cálculo del servicio en mandarín de la BBC prevé que los peajes generen “solo” unos 80 millones de euros anuales.

La ejecución de infraestructuras de semejante calado, más allá de la muestra de poderío para el Gobierno chino, es una pieza clave para la integración económica de las grandes ciudades en la bahía del río de la Perla, donde habitan casi 70 millones de personas y que Pekín aspira a convertir en un centro de innovación tecnológica que rivalice con Silicon Valley. A partir de ahora, el trayecto entre Hong Kong y la ciudad de Zhuhai, en la China continental, pasará de cuatro horas a 45 minutos.

 


5.00 - 1 voto

Patrocinado