San Telmo, el imperdible barrio tradicional de Buenos Aires

San Telmo, el imperdible barrio tradicional de Buenos Aires - Argentina

Pocas cuadras al sur de Plaza de Mayo aparece a los ojos del viajero, entre adoquines y antigüedades, el viejo San Telmo, una escala ineludible en la capital argentina.

Buenos Aires es una ciudad con casi 450 años de historia. Poco queda, sin embargo, de aquella villa amurallada que sobrevivió al asedio de las tribus nativas. La falta de materiales y la distancia con la capital del virreinato (Lima) condenó al rancherío de Nuestra Señora del Buen Ayre a construirse de adobe y barro. Las construcciones sólidas llegarían algunos siglos después, por lo que la mayor parte de la Buenos Aires histórica que hoy se puede ver data del siglo XIX y principios del siglo XX.

El mejor ejemplo de esos años de esplendor y desarrollo de la urbe moderna lo podemos encontrar sin dudas en el barrio de San Telmo. A tan solo 8 cuadras del epicentro político y cultural que resulta la Plaza de Mayo, se abre paso este barrio de caserones de dos plantas y calles adoquinadas.

El centro ideal de este barrio lo representa la Plaza Dorrego: un pequeño solar que fuera posta de descanso y abastecimiento de carretas en su camino al puerto, hoy devenido en espacio recreativo repleto de mesas de los bares que la circundan y de artistas ofreciendo sus espectáculos a los visitantes. Un sitio soñado en el que detenerse a descansar y refrescarse. Es esta misma plaza el punto de inicio de la famosa feria de San Telmo los días domingo, un mercadillo itinerante de antigüedades, curtiembres y recuerdos de todo tipo.

La calle Defensa conecta Plaza Dorrego con Plaza de Mayo en un recorrido imperdible de casas de antigüedades y bodegones. En nuestro camino encontraremos, entre otras cosas, la estatua de Mafalda, el célebre personaje de historieta cuyo autor tenía su casa en el barrio, a pocos metros del monumento.

La Iglesia de San Pedro González Telmo es la que da nombre al barrio y data del año 1734, lo cual la transforma en una de las construcciones más antiguas que podemos encontrar en pie en Buenos Aires. Nuestra visita al barrio puede incluir también un vistazo a los Museos de Arte Contemporaneo y Arte Moderno, los cuales se encuentran contiguos sobre la Avenida San Juan en su cruce con Defensa.

Párrafo aparte merece el alejado Parque Lezama, el cual se ubica en el extremo sur del barrio, limitando con el también turístico barrio de La Boca. En el parque, además de disfrutar de sus senderos, desniveles y vegetación, se puede visitar gratuitamente el Museo Histórico Nacional, cuyo edificio alberga el sable corvo del General José de San Martin, utilizado en las campañas libertadoras de Argentina, Chile y Perú.

Si Buenos Aires es una escala obligada al visitar Sudamérica, San Telmo es un sitio ineludible para hacernos una idea de lo que era esta urbe hace poco más de 150 años en los inicios de su vida libre. ¡Nos vemos allí!

Para todo aquel que desee hacer un tour guiado gratuito por el barrio se puede inscribir haciendo click aquí.


5.00 - 10 votos

Patrocinado