Schwerin – el encuentro medieval con el mundo moderno

Schwerin – el encuentro medieval con el mundo moderno - Internacional

Schwerin es la capital del estado federado Mecklemburgo-Pomerania Occidental y se encuentra al norte de Alemania a 80 km del mar Báltico. Hoy es uno de los cuatro centros económicos más importantes de la región germana.

Schwerin fue fundada oficialmente por el duque sajón Enrique de León en el año 1160, aunque existen unos primeros aposentamientos anteriores a la fecha de la creación. La ciudad se formó alrededor de 12 lagos. El más nombrado es el lago del Castillo (Burgsee en alemán). Existen informaciones que el mercader sefardí Ibrahim Ben Jacub avistó en uno de sus viajes por el este de Europa un fuerte en una pequeña isla. Este fuerte se convirtió en 1160 en el objetivo de los aristócratas germánicos mientras expandían sus territorios bajo el mandato de Enrique de León. Los conquistadores de la época se dieron cuenta de la ventaja estratégica de aquella fortaleza. En el año 1248 se consagró una Iglesia episcopal románica en Schwerin que se puede visitar aún hoy en día.

Alberto II de Mecklemburgo (1318-1379) decidió comprar Schwerin. Convirtió este lugar en una ciudad, así como en el centro cultural y político de esta región. Durante los siglos siguientes, Schwerin comenzó a crecer.

En el año 1553 se creó una escuela enfrente del castillo y en 1561 surgió la biblioteca ducal. Esta fue administrada por Tileman Stella, considerado un hombre de letras.

En la actualidad, Schwerin es una ciudad moderna con todos los lujos y acoge varios monumentos históricos dignos de visitar. Aquí describimos algunos de ellos:

Catedral de Schwerin

Construida al estilo gótico, fue fundada en 1160 por Enrique de León, Duque de Sajonia y Baviera. Durante el siglo XIII se convirtió en un famoso lugar de peregrinaje después de que el conde regresara de las cruzadas con la “Reliquia de la Sagrada Sangre” que contiene una gota de la sangre de Jesucristo. Además, contiene hoy obras de arte sacro de la época, así como varias reliquias medievales.

Pfaffenteich

Es un estanque de unas 12 hectáreas en medio de una zona verde. En sus alrededores se encuentran varias cafeterías con terrazas para disfrutar del paisaje.

Museos de Schwerin

Los museos albergan colecciones antiguas y nuevas de pintores flamencos y holandeses. Algunas de las obras de arte son originarias de los siglos XVI al XVIII.

Palacio de Schwerin

Este palacio fue reformado en 1840 y luce hoy a la imagen de un magnífico Château del Valle de Loira. Este castillo alberga el Museo Schloss Schwerin, donde se exponen pinturas, porcelanas, armaduras ceremoniales, armas de caza, espadas, esculturas de animales y cubiertos de plata.

Freilichtmuseum Schwerin-Mueβ

En su continuo crecimiento, Schwerin absorbió el pueblo pesquero de Mueβ en el año 1936. El centro histórico del pueblo quedó intacto y se vio convertido en un museo al aire libre. Un paseo por el pueblo muestra los 17 edificios de los que se compone. La mayoría de ellos quedan aún intactos y da una idea de la vida rural y la cultura popular que existía allí. Hoy en día se puede pasear por el museo al aire libre donde se observa una escuela y una herrería. Una exposición de herramientas antiguas, trajes y objetos de uso cotidiano complementan la visita. Además, alberga un edificio destacado construido después de la Guerra de los 30 Años en el siglo XVII.

Schwerin contiene, además, un Monumento Ecuestre (Reiterdenkmal) de Friedrich Franz II, quien falleció en 1883 de neumonía, así como el Monumento de León (Löwendenkmal) en homenaje a Enrique de León, el fundador de la ciudad.

La oferta turística por Schwerin incluye un zoológico con una variedad de 650 animales en grandes recintos naturales y la posibilidad de realizar excursiones en barco por los lagos. El lago Ostorfersee es ideal para el baño, mientras el lago Ziegelsee es considerado el paraíso para todos los amantes de la vela.

Schwerin cuenta con una oferta hotelera para acoger a sus visitantes.


5.00 - 1 voto

Patrocinado