¿Tienes el Valor de Escaparte a un Lugar Desconectado de Todo?

¿Tienes el Valor de Escaparte a un Lugar Desconectado de Todo? - Uruguay

Es un paraje ideal para los que tienen el valor de desconectarse, aunque sea por una noche de todo lo que indique que estas en una gran ciudad o al menos en un área con los mínimos avances urbanos.

Si como lo lees, el lugar que hoy vamos a recorrer, seguramente, algunos solo lo hagan a través de estas líneas, pero para los que quieran ir un poco más allá y tengan el valor de vivir una escapadita totalmente diferente, les indicaré como llegar.

En la Republica Oriental de Uruguay, exactamente en el Departamento de La Rocha, sobre la ruta 10, encontraran la entrada a La puerta de Polonio, que no es otra que el terminal de autobuses que te conducirán hasta el sector, allí también encontraras un estacionamiento donde a muy bajo costo puedes guardar tu vehículo.

El lugar del que te hablo es Cabo Polonio, forma parte de las Áreas Protegidas del Uruguay desde el año 2009, por poseer una gran riqueza natural, la idea es que se pueda disfrutar con la menor intervención posible por parte del hombre, sin alterar su ecosistema natural.

Aunque créanme, literalmente, no es una localidad para los que gustan pasar sus vacaciones en lujosos hoteles o al menos en posadas con un equipamiento mínimo, Si ese es tu estilo, éste no es el lugar indicado para ti.

Pese a su sencillez y falta de equipamiento, Cabo Polonio, es un hermoso lugar, desconectado de todo lo que recuerde una gran ciudad, sin electricidad, agua corriente, televisión, calles y mucho menos automóviles.

Cuando llegas al terminal, solo consigues que te lleven unos vehículos tipo safari, que son los únicos autorizados para entrar a la localidad, estos recorren durante 30 minutos los 7 Kilómetros que separan a Cabo Polonio de toda conexión con la vida tal y como la experimentamos diariamente.

Si, aun así, te aventuras a continuar tu recorrido y decides definitivamente escaparte y desconectarte, puedes alojarte en casas muy simples del sector. Estas poseen iluminación a través de paneles solares, de molinos que aprovechan la energía eólica para producir electricidad o simplemente a través de velas, el agua la obtienen a través de pozos subterráneos, y poseen sorpresivamente, señal de internet 3G. Como veras, aunque no de la forma convencional, están dotadas con el mínimo de los servicios por métodos alternativos y sobre todo sin intervención al medio ambiente.

Las casas están aisladas unas de otras a fin de mantener la paz y la tranquilidad de la zona, incluso en la época de mayor afluencia de visitantes, que suele ser durante los meses de Diciembre a Abril, temporada más cálida del Uruguay por ser verano.

En el centro del sector encontraras algunos restaurantes y bares que ofrecen exquisitos platos, típicos de la región, en su mayoría elaborados con pescados y mariscos, recién sacados del mar.

En Cabo Polonio, como era de esperarse no encontraras entidades bancarias, cajeros automáticos, ni ningún otro tipo de servicios.

Entonces, ¿qué hace a Cabo Polonio un lugar atractivo para conocer?

¿Por qué incluso, los menos arriesgados prefieren dejarse atrapar por su exuberante belleza, aunque solo sea durante el día?

Si, aunque solo sea durante un día, es el tiempo suficiente para enamorarse del lugar y querer volver, por sus mágicas y desérticas playas, de inmensas dunas, por sus islas repletas de lobos marinos, un verdadero espectáculo, sus pequeñas casas blancas capaces de reflejar toda la luz del sol, brindando toda una sensación indescriptible de serenidad y en contraste sus pintorescos ranchos coloridos, su gente amable y singular, libre de preocupaciones y capaces de transmitirte un aire de serenidad que puede llegar a ser envidiable.

Los mas osados, los que se quedan al menos una noche, adicionalmente pueden disfrutar de un verdadero terciopelo sobre su humanidad, el cielo mas estrellado y decorado por miles de luceros y una plateada y luminosa luna llena capaz de alumbrar toda la costa uruguaya y los caminos de Cabo Polonio sin que te haga falta un solo poste de luz.

En temporada alta, puedes encontrar durante la noche algunos pintorescos lugares donde los lugareños te brindan recitales dignos de escuchar, a la luz de sus tenues faroles y si tienes suerte hasta una estrella fugaz te sorprenderá.

En esta temporada, durante el día encontraras algunas ventas de artesanías propias de la región, un centro de exposición fotográfica, una cafetería, uno que otro almacén, baños públicos en los que debes pagar algo por su mantenimiento.

Pero realmente, lo que hace a Cabo Polonio un sitio verdaderamente atractivo para conocer e incluso dejar de lado la comodidad acostumbrada, es vivir la experiencia de llegar y poder caminarlo, sentirlo, recorrerlo y experimentar la paradójica plenitud de estar allí presente, vivo, libre en esa inmensidad, apartado del mundano y el diario vivir con sus acostumbradas exigencias.

Es experimentar un mundo de sensaciones que te llevan al encuentro contigo mismo y aunque desconectado de todo, inmensa y paradójicamente conectado mas que nunca a la vida, a ti mismo, un rencuentro total con el ser, con la naturaleza, con la esencia de la vida tal y como es.

Cabo Polonio, un espacio que conserva el encanto de una tierra no explorada, desconectada del mundo de las prisas, lleno de paz y en temporada baja, justo cuando esta mas solo, es cuando mejor muestra su esplendor y habilidad alquímica para desconectarte y permitirte disfrutar de la felicidad absoluta de sentirte en plenitud con la vida.

Si tienes el valor de vivirlo, siempre será un lugar al que quieras volver, siempre será un lugar al que quieras escapar.


5.00 - 2 votos

Patrocinado