El trabajo exquisito de elaborar repostería

El trabajo exquisito de elaborar repostería - Opinión

Hoy en día, es difícil que una persona que no sepa cocinar se muera de hambre. En cualquier supermercado, grande o pequeño, hay de todo; desde fruta, verdura y carne a buen precio, hasta comidas precocinadas fáciles de hacer al microondas. Una persona puede hacerse en cuestión de minutos, como mucho media hora, un plato nutritivo y sano. Por otro lado, en los supermercados también podemos encontrar todo tipo de caprichos en cuanto a postres: desde bollería industrial, hasta helados, pasteles y dulces de todo tipo. Están deliciosos y, como se fabrican en masa, nunca faltan. De hecho, solo en la capital ya es fácil comprar los dulces que se nos antojen en cualquier pastelería industrial de Madrid, pues hay una prácticamente en cada calle o sitio concurrido.

Sin embargo, no debemos olvidarnos de los productos artesanales. Esas tartas que hacían nuestras abuelas y cuya receta ha pasado de generación en generación y ya no solo a las mujeres de la casa. Esas galletas horneadas en casa durante Noche Buena o, durante las mañanas del seis de enero, ideales para combinarlas con el riquísimo roscón de Reyes que no puede faltar en ningún hogar. Sin esas recetas tradicionales elaboradas por reposteros y, sobre todo reposteras, que una vez trascendieron y se hicieron famosas, tal vez hoy, no disfrutaríamos de algunos de los pasteles más deliciosos y estéticamente bellos de las fábricas de pastelería.

De hecho, esas fábricas también parten de una receta básica y, llevar a cabo esa receta, crear una repostería bonita y agradable al paladar, no es nada fácil y requiere tiempo, esfuerzo y maña. Por eso, cada vez que vayamos a cualquier supermercado a comprar repostería industrial, o, cada vez que lo hagamos en general para adquirir cualquier plato precocinado, dediquemos unos instantes en pensar en todas esas cocineras y cocineros talentosos que elaboran esas recetas por amor al arte y, adquiriendo ellos, todos los ingredientes necesarios desde la base. Pensemos en todo el amor y el cariño tras esos platos. Así, en cierto modo, disfrutaremos mucho más de los que decidamos comprar en nuestra vida diaria.


5.00 - 1 voto

Patrocinado