Un viaje en bicicleta

Un viaje en bicicleta - Opinión

El cicloturismo es una modalidad de viaje bastante novedosa y que suma adeptos día tras día. No requiere de un entrenamiento intenso, ni equipamientos de alta gama ni permisos especiales, con la voluntad y el deseo de hacerlo es más que suficiente.

En mis viajes en bicicleta me he cruzado en el camino con una variedad increíble de cicloturistas, desde familias con niños y niñas (cada uno en su propia bicicleta) hasta personas de más de 70 años. El cuerpo sano y la mente predispuesta son quienes empujan el límite hacia adelante.

Es una modalidad única de viaje, donde el cuerpo se encuentra conectado permanentemente con la naturaleza que nos rodea, en donde ponemos en juego cada uno de nuestros sentidos en cada metro recorrido, y con el condimento (casi lo más gratificante del cicloturismo) de lo que significa superar cada cima, cada recta interminable, bajo un inclemente sol o con el apriete del frío en los huesos, superaciones que se guardarán en nuestros recuerdos como experiencias inolvidables.

Viajar a dedo, en vehículo o en colectivo es fácil, es rápido pero no es tan emocionante como hacerlo con la fuerza de nuestras piernas, sea donde sea el lugar que visitemos, el tiempo que tengamos o si es individual o en compañía, una gran anécdota nos llevaremos para compartir.

Recuerden: nada más que una bicicleta con cambios, un par de alforjas, una carpa, bolsa de dormir, elementos básicos de cocina y una apertura mental para recibir lo que el camino nos presente.

 


5.00 - 2 votos

Patrocinado