Viajar a Tikal. Un destino fabuloso en Guatemala.

Viajar a Tikal. Un destino fabuloso en Guatemala. - Internacional

En el momento en que supe que iríamos a vivir a Guatemala, empecé a investigar sobre los diferentes destinos que se pueden conocer allí, decidí viajar a Tikal. Es un destino fantástico, lleno de magia, misticismo e historia.

Después de 3 meses de vivir en Ciudad de Guatemala, tuve la oportunidad de viajar a Tikal. El viaje lo programé con un amigo, pues él tiene carro propio y así es una de las mejores maneras de ir hacia este hermoso destino. La cuestión es que desde Ciudad de Guatemala hasta Tikal se debe hacer un recorrido cercano a los 500 kilómetros. Entonces ya se imaginarán las opciones. Una, puede ser viajando en avión hasta Santa Elena de Petén (1 hora) y luego tomar otro transporte hacia Tikal (cerca de una hora y media). También se puede viajar en bus desde Ciudad de Guatemala y el viaje dura cerca de 8 horas hasta Petén, luego se debe tomar otro bus hacia Tikal.

Comprar la entrada a Tikal mínimo un día antes

La mejor opción para ir seguro y rápido a la entrada al parque es comprar el tiket con anterioridad. Siempre lo recomiendan en la información que brindan en la página web del sitio. Generalmente, se puede comprar en un banco autorizado. Como es de esperar los visitantes extranjeros pagan un costo diferente a los visitantes nacionales. Sin embargo, seguro valdrá la inversión siempre.

Como pude viajar a Tikal con mi amigo, llegamos a la casa de uno de sus familiares, en el pueblo de Flores, entonces tuvimos varios días para conocer la zona. Un encantador destino, que, sin duda es importante organizar y tomarse un espacio durante todo este viaje para visitarlo.

Al siguiente día, nos levantamos temprano, comimos un buen desayuno y salimos en el carro hacia el parque de Tikal. El recorrido duró cerca de una hora y llegamos al parque.

Comprar la entrada a Tikal mínimo un día antes

La mejor opción para ir seguro y rápido a la entrada al parque es comprar el ticket con anterioridad. Siempre lo recomiendan en la información que brindan en la página web del sitio. Generalmente, se puede comprar en un banco autorizado. Como es de esperar los visitantes extranjeros pagan un costo diferente a los visitantes nacionales. Sin embargo, seguro valdrá la inversión siempre.

Como pude viajar a Tikal con mi amigo, llegamos a la casa de uno de sus familiares, en el pueblo de Flores, entonces tuvimos varios días para conocer la zona. Un encantador destino, que, sin duda es importante organizar y tomarse un espacio durante todo este viaje para visitarlo.

Al siguiente día, nos levantamos temprano, comimos un buen desayuno y salimos en el carro hacia el parque de Tikal. El recorrido duró cerca de una hora y llegamos al parque.

Prepárate para caminar

Tikal tiene es una zona espectacular con muchos senderos y pirámides para conocer. Entonces, es recomendable estar preparado para caminar por una larga jornada. Cada persona o grupo tiene su propio rimo, sin embargo, es recomendable llegar lo más temprano posible para lograr apreciar la mayoría de las pirámides y tener una experiencia gratificante.

Por nuestra parte hicimos un recorrido de casi 7 horas y logramos ver la mayoría de las pirámides, con mucha calma y apreciando cada una.

En la entrada de los senderos hay mapas que indican cómo llegar a las diferentes pirámides o edificios, es importante seguir estas vías para llegar de manera adecuada y evitar extraviarse. Entre los principales a observar están el Templo I, II y IV, Mascarones, Acrópolis y la Plaza Central.

Los templos que vas a ver en Tikal

El más alto de todos es el Templo IV, la vista es asombrosa y espectacular. Por mi parte estaba muy emocionado, pues desde allí se logra tener el panorama natural que se utilizó para la película de Star Wars, como parte de la base de la Alianza Rebelde.

La Plaza Central es fantástica. Tiene un aire místico que deslumbra a pesar de la cantidad de personas que estén en ese momento. Mirar y apreciar los detalles con los cuales fueron construidas las pirámides hará que la imaginación vuele.

Lago Petén Itza

Después de todo este recorrido estábamos fascinados y por supuesto, cansados. Así, regresamos a la casa felices y dichosos por esta aventura. De vuelta a Flores, paramos en el Lago Petén Itza. Existen diferentes zonas de restaurantes que se pueden ver durante el recorrido. Paramos en uno de ellos y fue muy oportuno, pues pudimos nadar en el lago por un buen rato. Es una oportunidad que se debe tomar sin pensarlo mucho.

Así terminó mi sueño de viajar a Tikal. En este maravilloso lugar me sentí recargado con la energía del lugar y feliz por apreciar tanta majestuosidad.


5.00 - 1 voto

Patrocinado