Viajar a través de la lectura

Viajar a través de la lectura - Internacional

“Quien entre sus manos un buen libro tiene, un gran amigo posee.”

La lectura es una forma económica a la vez que enriquecedora de viajar. Como lector, te adentras en un mundo abstracto que desconoce límites y fronteras. Allí, donde todo es posible, los sueños se hacen realidad y adquieres conocimiento mientras vives aventuras desconocidas.

He aquí un mundo de grandes posibilidades de viajar, conocer, experimentar y aprender o, simplemente, vivir. Un mundo, donde puedes ser quien quieras y lo que quieres o, ¿por qué no? ¡Tú mismo!

La lectura te traslada a los lugares más recónditos de los que probablemente no tenías ni idea de que pudieran existir. Te permite viajar cuando quieras, el tiempo que quieras, sol@ o acompañad@. Un viaje lleno de emociones diversas y experiencias jamás imaginadas.

Estos viajes a un mundo desconocido no tienen por qué ser caros, ya que un libro se puede no solo comprar, sino prestar, recibir como regalo, intercambiar y, a veces, hasta descargar de internet. Existen grandes bibliotecas con grandes obras esperando a que inicies ese viaje mental para vivir nuevas aventuras y aprender de los autores. Hay tanto bibliotecas físicas como electrónicas. Entre las que están construidas a base de ladrillo, se encuentras verdaderas bellezas arquitectónicas dignas de recibir una visita, incluso de aquellos a quienes no les gusta leer.

¿No amas la lectura? Entonces, aún no has conocido a un buen libro. Es como un amigo silencioso que solamente te habla cuando tú así lo decidas. Te acompaña durante un viaje al desconocido y te sirve de guía. Si lo apartas de ti temporalmente, sigue ahí esperándote. No se vacila de ti, no te lleva la contraria, no discute contigo. Es, simplemente, un amigo silencioso que está ahí para acompañarte, complacerte, enseñarte y motivarte. De ahí, un buen libro es un gran amigo que inspira y abre la mente.

Aunque es cierto que no es lo mismo que subirte a un avión que te lleve a un destino previamente elegido, donde puedes ver a gente de otras culturas, ir a restaurantes donde probar platos diferentes u oler los perfumes típicos del lugar. Pero, la lectura te permite viajar el tiempo que quieras, ampliar tu imaginación, aprender, interpretar el viaje a tu manera e imaginarte los protagonistas y los lugares a tu antojo. Eres el protagonista de la historia.

¿Cuándo fue la última vez que entraste en una biblioteca para prestarte un libro y viajaste a lugares desconocidos? O, como diría Cervantes en la apertura de su libro más famoso: un lugar de la Mancha cuyo nombre no quiero recordar… ¿Comenzamos este viaje juntos?

Y recuerda, regalar un libro es regalar amistad más allá de las fronteras.


5.00 - 2 votos

Patrocinado