Vietnam y Camboya, el viaje de tus sueños

Vietnam y Camboya, el viaje de tus sueños - Internacional

Cuando pensamos en Asia, nos llegan imágenes de paisajes exóticos, templos milenarios y comidas sabrosas, por no hablar de sus gentes amables y ese aire espiritual que rodea al viejo continente. Hacer un viaje por Vietnam y Camboya, es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Lo que has de saber sobre Vietnam y Camboya

Empezando por su localización geográfica, has de saber que Vietnam es una república socialista situada en el Sudeste Asiático. El Reino de Camboya, también está en el Sudeste Asiático, concretamente al este de Vietnam, por lo que visitar los dos en un mismo viaje es bastante fácil.

La forma de gobierno de Camboya, es una monarquía parlamentaria, y su religión oficial el Budismo Theravada, mientras que la religión de Vietnam es el Budismo Mahayana. Ambos países, por tanto, son budistas, pero con diferentes matices, algo que no notará el visitante o viajero, salvo que se interese por la diferencia entre ambas ramas del Budismo.

Tanto la historia de Vietnam, como de Camboya, desgraciadamente, está marcada por la tragedia. La primera, por la guerra de Vietnam, cuyas consecuencias todos ya conocemos, y la segunda por el terrible genocidio del régimen de los Jemeres Rojos. Pero a pesar de ello, sus habitantes, han sabido sobreponerse, y no perder esa sonrisa, con la que reciben a los millones de visitantes que reciben cada año.

Esa calidez y humildad de sus gentes, junto a los paisajes de indescriptible belleza, y los monumentos religiosos que salpican todo su territorio, hacen tanto de Vietnam, como de Camboya, dos paraísos que merecen ser visitados.

¿Qué ver en Vietnam?

En Vietnam, ya nada más llegar a su capital, Hanoi, tienes miles de cosas para ver y hacer. Esta ciudad tiene un dinamismo imparable, lo que hace que callejear por la ciudad ya sea toda una aventura. En Hanoi no puedes perderte el lago Hoan Kiem y las calles situadas al norte del mismo. Otra parada imprescindible es el barrio francés, con los mejores restaurantes de Hanoi y una arquitectura espectacular. Aprovecha para ir a uno de los teatros de marionetas y visitar algún taller artesanal, seguro que acabas llevándote una de recuerdo.

También en Hanoi, puedes visitar la pagoda de Tran Quoc, con una torre de once niveles donde podrás deleitarte con un sinfín de estatuas de Buda. Si quieres conocer algo más sobre la cultura e historia del país, visita el Museo Nacional de Historia y el Museo Etnográfico, ambos muy recomendables.
El mercado de las flores, es una parada obligatoria, abre todos los días hasta la medianoche, y es un espectáculo digno de ser fotografiado. No te olvides de visitar el Mausoleo de Ho Chi Minh, el padre de la patria, que proclamó la independencia de Vietnam el 2 de septiembre de 1945.

Todo eso, y mucho más podrás ver en Vietnam. Pero Vietnam es muy grande, por lo que te haremos un resumen destacado de lo más importante:

– La Bahía de Ha-Long, la imagen por excelencia de Vietnam
– Los Túneles de Cuchi, un laberinto de túneles que se conservan de la guerra de Vietnam
– El Bái Dính Temple, donde podrás hacer turismo ecológico y visitar el templo Budista
– Ngu Hành Son, famoso por sus montañas y cueva
– Hoàn Kiem Lake, un impresionante lago donde visitar un magnífico templo
– El Santuario de My Son, donde visitar yacimientos arqueológicos, ruinas y templos en medio de una naturaleza de belleza espectacular
– Bach Ma National Park, si quieres hacer senderismo y disfrutar de la montaña y el mar
– Po Nagar, un templo esculpido en la roca, cargado de historia, situado cerca de aguas termales

¿Qué ver en Camboya?

Sin duda, en Camboya, el punto de interés principal es el Angkor Wat, una extensión de templos para la que necesitarás unos 3 días de visita, si quieres recorrer todo el recinto. Lo mejor de viajar a estos dos países, es que nunca dejas de sorprenderte. Puedes configurar tu viaje a Vietnam y Camboya de forma fácil y rápida, de esa forma podrás ver maravillas como:

– El Palacio Real de Nom Pen
– Tonlé Sap, donde disfrutar de un río, un lago, yacimientos arqueológicos y un templo
– Banteay Srei
– Beng Mealea
– El Wat Phnom
– El Memorial Choeung Ek y el Museo Nacional de Camboya
– La Silver Pagoda
– El Templo Preah Vihear
– El Parque Nacional Preah Monivong
– El Museo de Siem Reap
– El Parque Nacional de Botum Sakor
– Ta Prohm, famoso por sus yacimientos, ruinas, templos budistas, rodeados de selva

Además de la isla de Koh Kong, las maravillosas playas de Camboya, como Sihanoukville, o visitar Battambang a bordo del famoso tren de bambú. Sin duda, un viaje lleno de belleza, naturaleza en estado puro, historia, arquitectura milenaria, y una paz de espíritu que te hará ver el mundo de otra forma.


5.00 - 6 votos

Patrocinado